Hace 20 aos, los pesos se convertan en australes

El ministro de Economa del gobierno de Ral Alfonsn, Juan Vital Sorrouille, aplic en 1985 un paquete de medidas para contener la inflacin


El llamado "Plan Austral", por la denominacin que pas a tener la moneda argentina, fue implementado por el ministro de Economa Juan Vital Sourrouille durante la presidencia de Ral Alfonsn.

Oficialmente fue anunciado en junio de 1985, pero en la prctica ya haba sido puesto en marcha cuatro meses antes cuando Sourrouille reemplaz a Bernardo Grinspun al frente del Palacio de Hacienda. Ello est incluso reconocido por uno de sus autores, Pablo Gerchunoff, en un libro que escribi 15 aos despus en colaboracin con Lucas Llach.

Dicho Plan estaba basado en una teora desarrollada por dos economistas brasileos (Percio Arida y Andr Lara Resende) que desempearon importantes cargos durante las presidencias de Fernando Enrique Cardoso. Registraba algunos anlisis sobre grandes inflaciones pasadas, en particular la israel de los ྂ.

La idea central es que adems de las inflaciones tradicionales, circunstanciales o endmicas, de baja tasa y an de niveles medios, hay que agregar, a partir de cierto punto, las de carcter "inercial".

Este tema haba sido trado a Argentina por Roberto Frenkel, actual director del Bapro, otro de los autores del Plan Austral. Frenkel colaboraba con Arida y Lara Resende en la Universidad Catlica de Ro de Janeiro.

El concepto de la inercia inflacionaria es la cuestin central del Plan. Si bien algunos de los mecanismos implementados no fueron idnticos a los propuestos por los brasileos, el espritu de los mismos se mantuvo. Por ejemplo en una cuestin clave como el desagio que constituy un mecanismo implcito de doble moneda.

El desagio

Haba una moneda ya ajustada, el austral, y una moneda con inflacin incorporada, la contractual. Por eso, cuando se vencan los contratos y haba que pagar lo comprometido se aplicaba una tablita de quita. Esa tablita del llamado desagio, deflactaba los precios quitndoles la inflacin que llevaba implcitamente calculada. Por lo tanto, cuanto a mayor plazo fuera el contrato, menor fue lo que el acreedor termin percibiendo.

Pensemos un ejemplo. Una persona haba asumido un compromiso tres meses atrs del anuncio del Plan Austral, es decir en marzo, a pagar en nueve meses, en diciembre. Deca que iba a pagar 100 pesos. Si hubiera pagado en junio debi pagar los 100 pesos que llevaban incorporada la inflacin prevista. Pero se supona que de junio a diciembre esa inflacin prevista deba haber sido desintegrada.

En consecuencia comenzaba a actuar el sistema de ajuste inverso. Por cada da que pasaba, el deudor pagaba menos porque se estimaba que ese diferencial era el clculo inflacionario incorporado. Era lo que daba inercia al sistema.

En consecuencia, supuestamente, ese deudor que en junio habra pagado 100 si su vencimiento fuera entonces, u 80 en septiembre, por ah en diciembre cancelaba su pasivo con 60. El Estado ahorr enormes cifras por esa va aunque en algunos casos todava hay juicios por reclamos pendientes, como sucede con la represa de Yacyret.

El desagio regul todo tipo de contratos, incluyendo los alquileres y los ajustes de todo tipo de prestaciones pautados. El mecanismo planteado por Arida y Lara Resende era con dos monedas simultneas, una que se devaluaba y otra que se mantena estable, hasta que la primera deba desaparecer. En este caso el desagio deba desaparecer con la conclusin de los contratos prexistentes.

El aspecto previo al anuncio tuvo que ver con otra idea que incorporaron los tericos brasileos pero que ya se conoca sobre el caso de las hiperinflaciones al calor de los anlisis de las europeas de la post Primera Guerra Mundial en el centro de Europa.

Eso tiene que ver con el concepto de la importancia del elemento psicolgico en la autodestruccin de las hiperinflaciones por la prdida de la memoria de los precios relativos por parte de los agentes econmicos.

Varios de los responsables del Plan lo han dicho en diferentes conversaciones privadas. Gerchunoff lo reconoce de hecho en su libro. La implementacin del Austral necesitaba comenzar por una violenta recomposicin de los precios relativos, sobre todo posicionando favorablemente al Estado nacional.

Por eso no poda ser anunciado. Haba que actuar y luego congelar las variables en el punto en que se las considerase convenientes. Por ello entre esas correcciones se aumentaron fuertemente las tarifas pblicas y se incluy una devaluacin compensada con fuertes retenciones para los sectores exportadores.

Junto con este empuje dado a la inflacin, deliberadamente, durante esos primeros meses, que oper como un elemento de confusin sobre los precios relativos, las medidas apuntaron a romper todo tipo de memoria sobre el anterior funcionamiento de la economa inflacionaria.

Nace el Austral

A ltimo momento, cuando ya se estaba por hacer el anuncio oficial, se cambi el nombre del signo monetario, que histricamente se haba denominado peso, con algn aditamento. Por eso se invent el trmino "austral" que no lo haca comparable con ninguna designacin pasada. Y el cambio de australes por pesos se hizo con una conversin de varios decimales que haca imposible su utilizacin por la gente.

Se trat de un plan de ajuste heterodoxo. De hecho no fue el primero de ese tipo en Argentina, pero s el primero en aportar novedades tericas ya que nunca se haba aplicado ese tipo de esquema en pas alguno. Pero Arida y Lara Resende en su desarrollo advierten que se trata de un mecanismo de estabilizacin para un plazo que no debiera ir ms all de los tres meses.

Dentro de ese perodo en Argentina dio varios de los resultados esperados y an dentro del doble, pero el intento de mantener el cors sine die llevaba implcito su estallido. No se trataba de un plan de crecimiento sino de un ajuste antiinflacionario y como tal no poda perpetuarse.

Entre los principales que desarrollaron el plan, adems de Sourrouille, Gerchunoff y Frenkel ya mencionados, hay que citar a Jos Luis Machinea (luego ministro de Fernando De la Ra), Roberto Lavagna (actual ministro), Mario Brodersohn (secretario de Hacienda), Daniel Heymann y Adolfo Canitrot (viceministro).